¿CÓMO REGISTRAR LA MATRÍCULA DE UN SCOOTER?

Cuando compras una moto la etapa de matriculación puede resultar complicada si no sabes qué documentos necesitas realmente. Sabiendo que matricular por cuenta propia un vehículo suele ser complicado, en Peugeot Motocycles queremos indicarte de qué manera se debe registrar una matrícula de scooter. Documentación, los diferentes pagos, descubre todas las informaciones en este artículo.

 

La documentación y trámites para matricular una moto

Por norma general, en la Unión Europea debes matricular tu scooter en el país donde se encuentre tu residencia habitual. Si bien no existe una normativa sobre la matriculación de vehículos, la siguiente información refleja las prácticas seguidas en España. Lo primero que se debe saber es que para matricular una moto se necesita cierta documentación. Cada uno de los documentos que indicamos a continuación es obligatorio, de lo contrario no será posible obtener un número de matrícula para poder circular.

El primer documento que se debe obtener es el certificado de inspección técnica de vehículos, o la tarjeta de inspección técnica, los cuales justifican que tu moto está apta para la circulación. También necesitarás un documento que acredite tu identidad, como el Documento Nacional de Identidad (DNI) o el permiso de conducir. Es posible que se te exija de demostrar si eres el propietario legal del vehículo. En ese caso, basta con demostrar que has sido tu quien has comprado el scooter enseñando la factura de compra, la cual debe constar el número de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del concesionario.

El siguiente documento es el justificante del pago del impuesto de circulación y del IVA. Para poder realizar el pago de dichos impuestos deberás ingresar a una página Online de un ayuntamiento, entrar en la sede electrónica de la Dirección General de Tráfico (DGT), o ir presencialmente a una oficina de Hacienda después de haber rellenado un formulario de matriculación.

Por ultimo no se deben olvidar el justificante de seguro y el certificado de conformidad para vehículos nuevos, que viene siendo una ficha técnica de la moto. Este documento demuestra que las características técnicas del vehículo cumplen las normas de seguridad y medio ambiente, además es un documento válido en cada país perteneciente a la Unión Europea.

¿Cómo se realizan las matrículas de scooter?

Una vez que has reagrupado todos los documentos indicados anteriormente, las matrículas de los ciclomotores nuevos pueden obtenerse por cuenta propia. Es decir, que puedes encárgate de cumplir con todos los tramites obligatorios tú mismo. Para ello, tienes solicitar una cita en la sede electrónica de la Dirección General de Tráfico, que es la institución que se encargara de darte el número y la placa de matrícula.

Si has realizado correctamente el pago de cada impuesto en un ayuntamiento, o en una oficina de hacienda, podrás imprimir finalmente una placa para el modelo que hayas decido matricular. Para realizar esta última etapa necesitarás la cartilla verde de la moto. El precio varía según los tipos de placas, siendo las de plástico las más caras actualmente. Una vez hayas comprado este último elemento, tan solo quedará añadirla a la parte trasera de tu moto y disfrutar con ella recorriendo la ciudad.

Matricular un scooter con la ayuda de un concesionario

Como has podido comprobar, las matrículas de los vehículos nuevos requieren mucho papeleo y demasiado tiempo. Sin embargo, si deseas facilitar este proceso y ahorrarte un valioso tiempo, los concesionarios pueden ocuparse de ciertos trámites. Cabe destacar que la gran mayoría de concesionarios cobran una cierta cantidad de dinero para realizar dicha gestión. Además de la matriculación de tu nuevo vehículo, también pueden ayudarte a adquirir accesorios o a encontrar rápidamente un seguro adaptado a tus necesidades.
 

Lo más importante es que antes de conducir cualquier tipo de vehículo obtengas tu número de matrícula. De lo contrario existe el riesgo de ser sancionado con una multa. Como bien lo indica la el Código de Circulación, circular sin placa de matrícula, llevarla en mal estado o que no sea legible implica una sanción de 200 €. La obligación de llevar una placa legible es del conductor, no del titular del vehículo.

Finalmente, modificar las placas delanteras o traseras de forma intencionada conlleva una sanción de 6.000 €, la pérdida de seis puntos del permiso de conducir y la inmovilización del vehículo. Dicho todo esto, que decidas matricular tu moto con o sin la ayuda de un concesionario, asegúrate siempre de que tu nueva placa sea legible y se encuentre en buen estado.

 

 

¡Sigue conectado! 

 

Facebook Peugeot Motocycles España

 

Instagram Peugeot Motocycles